© 2017 por Energy Management

11 3586 2883

¿La baja del precio del gas implica una baja en los cargos de energía eléctrica para los Grandes Usuarios?

July 24, 2018

 

 

 

Tras la salida del exministro Aranguren y el reemplazo por Iguacel, una de las principales medidas sería modificar el valor que se paga por gas natural para generación eléctrica.

 

Cuál es la medida a implementar

 

Bajar el costo actual del gas natural para generación eléctrica térmica, de USD 5,20 por millón de btu (MMBTU) a USD 4,20 aproximadamente.  El objetivo primario de la medida bajo análisis y que prácticamente se ve como un hecho, es ahorrar aproximadamente 17 mil millones de pesos en subsidios.  Se enmarca en la reducción de subsidios prevista para 2019 y consensuada con el FMI[1] y deriva en una mejora en el costo de generación de electricidad.  ¿Es absolutamente cierta la última afirmación?

 

Para instrumentar la medida, hay dos caminos posibles: el primero es por resolución del ejecutivo, a través del Ministerio de Energía, que directamente fije un nuevo precio, y el otro camino es instruir a CAMMESA a licitar la compra de gas para generación.

 

Precios de gas y variaciones en energía 

 

En primer lugar, demos el marco.  Tomando datos de 2017 publicados por CAMMESA, sabemos que la matriz de generación de energía eléctrica argentina es 65% térmica.  De esta generación térmica, el 83% se generó con Gas Natural, representando aproximadamente el 70% de su costo total.   Aún más, tomando la energía eléctrica como un todo, el costo de los combustibles utilizados para generación térmica explica el 50% de los costos del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).   Por ende, una mejora en el precio del gas impactaría directamente en el costo de la energía eléctrica generada y ello constituye un hecho insoslayable (medido en dólares). 

 

De ejemplo sirve lo ocurrido contrario sensu en 2016:  el precio del MMBTU que pagaban las generadoras subió de USD 2,60 a USD 5,20 en abril de ese año (resolución del Ministerio de Energía y Minería 28/2016).  En ese entonces vimos cómo esta medida se trasladó al costo de generación y al precio que pagaron desde entonces los grandes usuarios del MEM.

 

Ahora bien, ante un posible menor costo que paguen las generadoras, ¿verán los GU la baja en el precio de la energía, tan rápidamente y en la misma magnitud?  La magnitud del impacto debemos ubicarla en tiempo.  La apuesta del Ejecutivo es empezar a pagar entre 4 y 4,50 dólares a partir de octubre. Si el precio del gas PIST (precio del gas en boca de pozo) para generación baja en octubre, el costo de la energía térmica bajaría de allí en adelante, mejorando el precio final del MEM.  Mientras el costo del invierno sigue “garantizado” en USD 5,20.  Más adelante en el tiempo, en caso de optar por una licitación de CAMMESA hacia el PIST, cabe preguntarse qué precios se alcanzarán en el invierno 2019.

 

Cuestión de moneda 

 

El precio de generación está dolarizado, casi en su totalidad. Entonces, con un dólar de octubre 2017 a 17,6 pesos (cierre) versus un dólar de octubre 2018 a 29/30 (¿?) pesos, tenemos un ajuste interanual en pesos del 70% a la suba.  Incluso tomando fin de abril 2018, cuando el dólar cerró a 20,54, es una variación del 45%.   El precio probable del Gas es un piso de USD 4 por MMBTU.  Esto implica una baja (de máxima) del 30% en el precio dolarizado.  El impacto de esta medida, entonces, serviría para neutralizar en parte el efecto que tuvo la devaluación sobre el precio de la energía que pagan los GU del MEM.  Muchos dirán, con razón, que “la energía la medimos en dólares” y aquello que importa es cuántos dólares vale el megawatt.  Pero pensemos entonces el impacto que tiene la devaluación sobre el aumento general de precios.  Una PYME industrial local, mide sus ganancias en el balance en pesos y para sostenerlas debe incrementar sus precios.   Simplemente porque uno de sus costos más importantes sube en moneda local.   

 

Conclusiones

 

Medida en dólares, es esperable una baja en el costo de generación de la energía por el factor “precio de gas para generación”.  En una pequeña parte se beneficiarían los grandes usuarios, y directamente, las arcas del estado y el cumplimiento de los acuerdos pactados. 

 

Quizás también estamos viendo, a través del análisis, aquello que muchos presuponen: la devaluación en nuestro país se presenta como inflacionaria, a menos que haya medidas que la acompañen y/o contengan sus efectos.

 

Por supuesto que estas líneas son tan sólo la expresión de una opinión, y tratan de echar luz sobre los efectos que conlleva una decisión en materia energética. 

 

 

 

 

 

 

[1] El recorte de subsidios alcanzaría AR$ 50 mil millones.  Nota completa "Perfil" online:  http://bit.ly/perfilsubsidioscut

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Resolución MATER 281 E-2017

November 15, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts

November 12, 2018

Please reload

Search By Tags
Please reload